¿QUÉ NECESITAMOS?

Tras el análisis de los documentos de diagnóstico presentados por las familias interesadas en el proyecto, detectamos que por lo general la intención de dichas familias, que de por sí ya están motivadas hacia la lectura, es afianzar en sus hijos el gusto y el hábito lector mediante actividades compartidas en un ámbito formal como es el escolar en el que habitualmente no están presentes los padres.

            Por este motivo el nivel de implicación de dichas familias es muy alto, tanto en la elaboración previa a las diferentes actividades programadas, como durante el desarrollo e implementación de las mismas.

            Las expectativas que las familias tienen sobre la consecución de objetivos referentes a la lectura con respecto a sus hijos es muy alta. Aun presentando unas cifras elevadas en cuanto al número de libros  leídos por año, un  85% de las familias manifiestan el deseo de que sus hijos e hijas lean más.

            Una gran mayoría de las familias tiene biblioteca en su casa, conoce y alienta los hábitos lectores de sus hijos y comparte el proceso de selección de los libros por lo que el programa Familias Lectoras responde a los intereses de nuestro alumnado y sus familias.

DSC08721

Anuncios